CASA SOLO arquitectos

Nuevo edificio judicial

Martorell, Barcelona, España

Localización

Martorell, Barcelona, España

Promotor

Infraestructures.cat – Departament de Justícia de la Generalitat de Catalunya

Estado

Proyecto en redacción

Superfície

7.010 m2

Autores

Bernat M. Gato Blanco
Primitivo González Pérez
Ara González Cabrera

Equipo

Noa González Cabrera
Roger Pernas Vallès
Mariel·la Agudo Gangolells
Jessica Nieves Vieira
Ana Lubiano Verdugo
Pablo Salvadores Fraga

El nuevo Edificio Judicial de Martorell se ubica junto a la Estación Central de Martorell. Las reducidas dimensiones del solar implican que el edificio alcance una cierta esbeltez, convirtiéndose en un hito en el entorno más cercano.

Se propone un volumen escultórico, una singular volumetría con elementos salientes a las fachadas este y oeste que actúan como doble piel de protección solar y configuran unos espacios vegetales como telón de fondo de las oficinas.

Desde la distancia se perciben dos volúmenes superpuestos y maclados, que corresponden a dos sectores de incendio independientes. El volumen inferior alberga la parte más pública del edificio, mientras que el volumen superior está configurado como paquete flexible de oficinas.

En el acceso del nuevo Juzgado se genera una plataforma vinculada visualmente con la sala de bodas y el vestíbulo principal. Un espacio de encuentro y espera. La disposición de la nueva plaza de acceso enfatiza la condición de edificio público, elevando ligeramente la cota de la planta baja, relacionándolo con la ciudad y la Estación.

La organización funcional del edificio se resuelve desde la eficiencia energética y el confort. Las circulaciones de público se sitúan en la fachada sur, en un atrio que explota su verticalidad para generar un espacio atractivo y representativo. Este espacio se convierte en un cojín térmico y acústico respecto a las vías del tren, protegido por una fachada opaca con diferentes huecos singulares.

El proyecto apuesta por la eficiencia energética. En la fachada sur un fondo de paneles solares refleja el sol, produciendo un tercio de la energía que necesita el edificio. Los múltiples reflejos y matices hacen que el edificio adquiera una imagen inmaterial y dinámica acorde con su ubicación.